Seguidores

domingo, 29 de enero de 2017

Margaret Millar - Las Paredes Oyen

 " En un primer momento, al despertar, podía oirse gritando, pero un momento después, sentada totalmente despierta, comprendió que no era a sí misma a la que había oído gritar. Era a una de las damas del 404.
A pesar de lo avanzado de la hora había una docena de testigos oculares que habían estado pasando por la avenida debajo del balcón 404, cada uno ansioso por dar su versión de lo que había sucedido. 
La dama americana se había detenido sobre la baranda y mirado hacia abajo antes de saltar.
No miró hacia abajo, se arrodilló y rezó...."



Nació el 5 de febrero de 1915 en la ciudad canadiense de Kitchener, cerca de Toronto, hija de un empresario que llegaría a ser alcalde de la ciudad en los años treinta. De soltera era su nombre Margaret Ellis Sturm.

Comenzó a tocar el piano a los cuatro años y siendo adolescente ya actuaba como pianista en programas de radio locales. Cuando parecía encaminada a una carrera musical, un profesor despertó en ella el interés por la arqueología, que le llevó a matricularse con una beca en los estudios de Filología clásica en la Universidad de Toronto. No llegó a licenciarse en la universidad y se casó en 1938 con Kenneth Millar, al que conocía desde la adolescencia y que, como director del anuario del instituto de Kitchener, le había publicado en 1931 su primer relato. Al año siguiente la joven pareja tuvo una hija, Linda, que moriría en 1970.
El matrimonio Millar se estableció en Kitchener, donde Kenneth comenzó a dar clases en el mismo instituto en el que ambos habían estudiado y se habían conocido. Margaret parecía sentirse atrapada en su papel de ama de casa y agobiada por los deberes de la maternidad, hasta el punto de que hubo de serle prescrito reposo en cama por una supuesta enfermedad cardíaca, que ella admitiría más tarde que "posiblemente sólo eran nervios". Para que se entretuviera, Kenneth le traía de la biblioteca novelas policíacas, a las que ambos eran aficionados desde la infancia. Margaret había sido de niña una ávida lectora de revistas de detectives, lo que le llevó a confesar en una entrevista:
"Siempre le dicen a uno que escriba de lo que conoce; pues bien: lo que yo conocía era el crimen".
Sin embargo, las novelas que le traía su marido le parecían insatisfactorias, afirmando que ella podía escribirlas mejores. Kenneth le tomó la palabra y le animó a escribir una, ayudándola también en la revisión y corrección del texto. Así surgió, en sólo catorce días, el manuscrito de la primera novela de Margaret Millar, ¨ The Invisible Worm ¨ (El gusano invisible), que trataba sobre un asesino múltiple y que se publicaría en 1941.
A esa primera novela seguirían en rápida sucesión otras dos: The ¨ Weak-Eyed Bat ¨(El murciélago corto de vista) y ¨The Devil Loves Me ¨(El diablo me ama) ambas publicadas en 1942.
No le gustaron demasiado los detectives, en el sentido de que no estaba dispuesta a pasar demasiado tiempo con ellos. Los creaba y luego los olvidaba. Margaret Millar no fue una dama del crimen del montón. Sí, creó a inspectores, pero también a psicólogos, abogados, fiscales y corredores de bolsa a punto de jubilarse, e incluso, como ocurre en el caso de 'Pagarás con maldad' (RBA), la última de sus historias recién recuperada, doctoras que practican abortos y que se ven involucradas en la muerte de una de sus pacientes. Pero ese no es su único secreto.
http://www.serienegra.es/autor/26/margaret_millar.html
https://www.ecured.cu/Margaret_Millar
http://www.elmundo.es/elmundo/2012/06/20/novelanegra/1340183360.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Docente Universitario: Facultad de Ciencias Veterinarias (UBA), Universidad Nacional de General Sarmiento, Universidad Nacional de José C. Paz.
Medico de Planta del Hospital Escuela de la Facultad de Ciencias Veterinarias (UBA)

Especialidades: Veterinario (UBA)
Licenciado en Ciencias Biológicas (UBA)
Docente Autorizado (UBA)/ Especialista en Docencia Universitaria